domingo, 29 de septiembre de 2013

Detector de mentiras.

Se muy bien que fui una broma, se perfecto que mientras él me hacia feliz, a él era ella quien le iluminaba la noche, pero venga, ese tema esta más que entendido. Lo que quiero decir esta vez es que recordar duele un poquito y que al leer mis textos viejos veo como las cosas cambian como estación, que mi otoño desaparece, que no importa mucho cuanto dure mi felicidad momentánea,tarde o temprano terminara. Pase del suspirar por el chico de las pecas color canela al chico de los ojos tristes, al chico tímido, al chico del cine,al chico guitarrista. Demasiados fulanos sin que alguno valiera mi tiempo, mucho lloriqueo inútil de mi parte porque al final siempre terminaba sola, sola como siempre, mirando a la gente, sintiéndome invisible. El problema ahora es ese historial de rasguños emocionales que no me deja solo ser feliz y ya, el chico de las pecas en especial quien de haber podido darme una patada en la cara lo hubiese hecho, gracias a ese tipejo no confió en nadie,a veces ni siquiera en mi, lo gracioso es que confió en este pequeño sitio que cualquiera podría leer. En fin no dejo de darle vueltas al mismo asunto ¿Debería confiar, dejarme llevar, no ser tan paranoica? Una voz interior dice que todo esta bien, pero otra con voz dulce me dice que no sea ingenua, que las cosas no mejoran así de fácil, que todos mentimos sin excepciones, que las personas que más dicen quererte son las que te traicionan de la peor manera.


FUN

FUN

OMG I hate everyone.

....


Everything is fine but i wish i was dead.